Archivo del sitio

Elecciones en sociales – resultados II

“los muchachos peronistas, todos unidos triunfaremos” (pasaje de la marcha peronista)

El sábado, bien tempranito, posteamos en este blog los resultados de la elecciones en Sociales. La página del Cecso publicó unos resultados un poco diferentes a los nuestros. Dicen que fue debido a  “un error en la fórmula del excel que no había contado una urna de RT y otra de socio del viernes”. Así que acá van los resultados posta posta de los primeros cuatro puestos. Un abrazo a todos los compañeros y compañeras nac & pop.

La Juntada: (1435 votos) 22,20%

La UES: (1264 votos) 19,56%

Sociales x el proyecto Nacional (1145 votos) 17,72%

La comuna (982 votos) 15,19%

Anuncios

Il matrimonio è mobile, qual piuma al vento

Cuando la vez pasada Carrió defendió en Diputados el matrimonio entre personas del mismo sexo argumentando que el modelo de familia tradicional (1) que se estaba invocando era en realidad uno moderno e histórico, pero que como la palabra “matrimonio” tenía raíces religiosas y, por lo tanto, ella prefirió no quedar mal con la Iglesia al precio de no reconocer en los hechos un derecho, lo que se estaba postulando era la restricción de un término. “Matrimonio” es una celebración de la Iglesia y para la Iglesia Católica esa unión es entre hombre y mujer. Entonces, uno podía pensar que bueno, que la Iglesia se quede con el término, que a fin de cuentas no hace mucho a la cosa y que la nueva unión que vendría a bendecir un nuevo código civil reformado reconoce una serie de derechos que no tienen nada que ver con el orden trascendente de la religión, sino más bien con lo terrenal, burgués y cotidiano como puede ser la herencia, el salario familiar, la patria potestad, etc. Cosas todas nada naturales como tantas otras que también entrarían y que poco tienen que ver con la naturaleza: adopción, fecundación in vitro, divorcio, alquiler de vientre, etc. A esta forma de unión ya no la llamaríamos matrimonio -cosa que le dejamos sólo a la Iglesia Católica- y el resto se llama de cualquier otra forma pero con exactamente los mismos derechos, derechos que nada tienen que ver con la religión y que son de orden jurídico laico, y además, esta nueva unión no distingue género ni sexo ni raza ni nada. Todo el mundo que quiera juntarse bajo la ley, se junta y listo. No le llamemos matrimonio, sino cualquier ota cosa: unión, juntada, yunta (si queremos ser naturales), pareja legal, lo que sea menos “matrimonio”.

Pensaba esto hasta que apareció esto otro y a empezar otra vez. Como no se pudo sostener esa arremetida argumental, entonces aparece la histórica pretensión totalizante de la Iglesia y este obispo dice: “afirmar que el matrimonio entendido como la unión de varón y mujer es sólo un postulado religioso nos pone en riesgo de estrechar la mirada.” Entonces, ya no es que el matrimonio es una institución religiosa solamente, sino que es algo que constituye a la sociedad, a la cultura. Bueno, ahora la pelota está acá, de este lado de la cancha. Ya no es eterno el matrimonio ni privativo del orden religioso. Y acá creo que esto nos beneficia. Si no es eterno, es histórico, social, cultural. Y si hay algo que constituye desde el principio de los tiempos a las sociedades, a las culturas y a la historia es su mutabilidad. Así, que ahora nos gusta así, cambiado, sin importar cual es la preferencia sexual, no como ayer, no como en el principio de los tiempos, allá lejos, incluso antes de la religión. El libro del matrimonio social, cultural e histórico no está escrito en piedra como las tablas de Moisés.

(1) El modelo de Sagrada familia es un poco entre disfuncional y heterodoxo si comparamos con el modelo que la Iglesia hoy defiende. Un padre, José, que no es es el padre sino un sustituto porque el verdadero es Dios que no fue el que concibió, sino que mandó a un ángel para que, encima, hiciera la cosa un poco auricual, digamos, con el “llena eres de gracia” que le susurra a María y con un hijo que dice también que es padre y una madre que es virgen y todos ellos son hijos de un padre que es también el hijo. Bueno, se pasaron de modernos.

Agenda imperial


Creo que nunca va a dejar de asombrarme la naturalidad con la que se ocupan de la agenda mundial.

¿Los radicales también hacen ladrillos con bosta?

Dificulto, dijo Luna, que al chancho le salgan plumas. No, Marga, no vas a poder.

Stolbizer reunió a la UCR y al socialismo y llamó a construir un frente progresista

con esta gente va a ser medio dificil porque de progresista un joraca. Tu aliado dijo ayer:

“Por la Asignación Universal por Hijo aumentaron el consumo de droga y juego”

¿Tu proyecto de asignación universal restringía gastos para juego y drogas?

Los espectros de Perón

Si todavía alguien tiene dudas de a quién consideran enemigo los poderes fácticos, vean lo que están pensando en Europa. El enemigo de esta gente no es el comunismo ni el anarquismo ni el maoismo ni el troskismo, son los proyectos populares que buscan justicia social.
Un fantasma recorre Europa… “cómamoslo”, van a decir los nuevos pobres que se están cocinando en el nuevo viejo mundo.

Crispasión

 

Reasumir en este momento la presidencia del PJ es estratégicamente correcto, sobre todo viendo lo activo que está Duhalde por estos días. El cabezón es un mal candidato presidencial, pero sigue teniendo mucha capacidad de daño en la Provincia de Buenos Aires.

Mañana, en Ferro, Néstor Kirchner le hablará a la “nueva transversalidad” . Será una señal , precisamente, de que no pretende encerrarse en la estructura pejotista.

El acto de mañana, que se suma al que se hizo hoy en el Congreso, devela un patrimonio del gobierno que no posee ninguna de las primeras figuras de la oposición y ni siquiera toda la oposición vista como “unión democrática”; me refiero a la capacidad de despertar pasiones. Los adherentes de la oposición son mas bien un público desapasionado políticamente.

Claro que con esto no alcanza, hay que sumar apoyo, a través de medidas políticas o incluso a partir de un nuevo discurso (un nuevo relato). Se necesita tiempo y en eso está ahora el gobierno. Por eso se sumó rápidamente a la idea del pampeano Carlos Verna, que presentó un proyecto de ley que crea un fondo de desendeudamiento similar al propuesto por Cristina a través del DNU.

No parece posible, por ahora, que dicho proyecto sea aprobado, pero su tratamiento será largo y lo que obtendrá el gobierno es tiempo. Además puede descomprimir en este momento tan dificil con tantos frentes abiertos una vez más, a los que se suma el enfrentamiento con la justicia (dicho sea de paso, pocas veces los hechos clarifican tanto; los políticos se sacan los ojos porque van detrás del voto popular. Los jueces pueden darse el lujo de mantener un espíritu corporativo sólo similar al de los periodistas).

Mientras tanto, diría que no hay que apresurarse a sacar conclusiones. Es un momento dificil, pero el tiempo dirá si la racionalidad le gana a la irracionalidad.

Cansancio

Sólo el que está fuera de todo podría sostener esto. Que la supuesta racionalidad política sea detentada por dos que ya no están en la arena política debería ser suficiente para desestimar esa solución simplista. El esquema los representa en una posición totalmente externa. Sólo desde ahí se puede establecer la eliminación de la contienda de fuerzas. Sólo quien no tiene poder propio que defender puede mostrarse como alguien que cede. Cede justamente lo que no tiene. Es un simulacro de generosidad. Porque no tienen poder propio sólo defienden al poder económico y atacan al político. En ese artículo el único valor positivo está en la propiedad privada del poder fáctico por excelencia: el consenso es sólamente para beneficio de este sector y la ley consensuada es el “Estatuto del Inversor”. Entonces, afinamos puntería y nos damos cuenta de que las 3 o 4 cosas en realidad son una sola.

Y sólo así, desde ese lugar privado, se siente con la libertad de criticar “a Menem, al oficialismo y a la oposición”. Ni Duhalde ni Terragno son hoy representantes de una fuerza sujeta a elecciones ni tienen seguidores propios. Son dos que se cansaron de la política.

Bachelet se hizo un picnic en la plaza

Estábamos sentados en una fuente de la plaza Constitución en Santiago de Chile, dispuestos a lavarnos las patas, cuando un carabinero se acerca y nos dice;  “se van a tener que retirar porque la plaza va a ser vallada” ¿porqué? preguntamos “porque van a venir, de un momento a otro, algunas personas para manifestar su descontento por algo”. Más tarde me entero que en realidad, el vallado era para un acto público por el bicentenario. Lo anecdótico y extraño, fue la forma que tuvo dicho acto que evidenciaba una particular manera de hacer política. Efectivamente se dispuso el vallado que separaba, al público (15 ó 20 personas) del acto, más o menos una media cuadra. Allá a lo lejos, ayudado con el zoom de la cámara de fotos, pude ver a Bachelet hablándole a militares, diplomáticos y, supongo, algunas cámaras de televisión. No se escuchaba lo que ella decía, porque el audio estaba a un nivel exacto para los privilegiados.

Si reconocemos que uno de los problemas a resolver es la distancia entre la gente y la política, producto de años de neoliberalismo, este tipo de actos resulta una metáfora exacta de dicho problema, y un camino errado para su resolución.

Tiempo despejado

Con el acuerdo que planteó Morales queda más que claro que acá la institucionalidad no es lo que importa. Malas noticias para los que pensaban que empezaba otra vez su batalla. La cosa es el ajuste. El acuerdo busca que se caiga el Fondo del Bicentenario y que se pague con ajuste, con achicamiento del gasto. Redrado nunca importó. Los melones del carro se reacomodan. Carrió hace su juego, que no es el acuerdo con el que sale tercera cómoda y casi ni entra. Ella capta la intransigencia de un sector de la sociedad para quienes el pacto moral los salvará del infierno populista. La UCR se quiere salvar de tener que siempre lidiar con la falta de imaginación a la hora de las crisis. “¿Es que no viste el país que nos dejó Menem?¿Cómo se salía de esa?”. ¿No viste el país que dejó la Alianza?¿Cómo se salía de esa? Las diferentes respuestas ya son conocidas.

The Wire y las reuniones de Taper de Sophia

La pobreza de la web del Grupo Sophia de Rodríguez Larreta nos da esta frase y poco más para explicar su función:

“La Misión del Grupo Sophia es armar equipos de gente dispuesta y capacitada para asumir responsabilidades públicas”

Bien, como lo más probable es que a este ritmo al finalizar el mandato Macri termine entregando una ciudad peor de la que encontró, sería interesante ver qué es lo que pasó, por qué no funcionó el modelo de “gestión empresarial”.

La conexión con The Wire no es la obvia. Es decir, no voy a mencionar el tema de las escuchas. Lo que es interesante de la serie es que muestra la administración pública funcionando es toda su pobreza. Todos los problemas habidos y por haber aparecen en medio de las investigaciones policiales. La sociedad decadente de Baltimore se muestra a través de la lucha contra el narcotráfico. Pero lo más importante es que se muestra la dinámica del accionar público. Como hay una gran cantidad de personas que se mueven en torno a los problemas por resolver, entonces, lo que hay es gente que se acomoda, que se encuentra siempre con circunstancias nuevas a medida que las cosas suceden.

McNulty es policía de raza. No soporta hacer algo mal o laburar al pedo. Cuando está en algo lo que quiere es resolverlo de la mejor manera. Pero sabe que existen dificultades, se pelea con ellas, pero todo el tiempo las tiene en cuenta. Sabe que son variables que juegan en el mismo campo en que se da su partido. Cedric Daniels es el teniente a cargo de toda la operación. Fue corrupto. En principio, sólo quiere terminar con la tarea que le dieron. Redadas, unas cuantas incautaciones de droga, atrapar a un par de cabezas de la banda de narcos y poco más. Después, las influencias de McNulty hacen lo suyo y Daniels se empieza a convencer de que lo importante es hacer un buen laburo. Rawls, su superior, sólo quiere lo que le pidió a Daniels porque es lo que le pidió a su vez su superior, Burell, quien sólo quiere lo que le pidió a Rawls porque es lo que le pidieron a él. Ódenes de arriba. Cadena de mando y de eso dependen los ascensos, los presupuestos, las influencias.

Dentro de la unidad que dirige Daniels, el detective Lester sólo quiere que lo dejen hacer muebles miniatura y después, cuando la cosa anda, se prende en el trabajo. Los matones oficiales de calle, Herc y Carver, sólo quieren quedarse con algo de guita de alguna redada y probar que pueden cagar a palos a algún que otro vendedor de merca. Después, se van acomodando a hacer algo más o menos útil.

En la calle, Omar, una especie de vengador anónimo que mata y les afana droga y guita a los narcos intenta vengar la muerte de su novio. Hace un arreglo con los canas para testificar y dar información para arruinar a la banda de Avon Barksdale. La cana empieza a usar la información de Omar, pero Omar sólo quiere venganza y a medida que la investigación avanza aparecen más muertos que entorpecen todo porque Omar tiene su propia batalla. Bubbles, un adicto a la heroína, colabora con la cana porque también lo arruinaron a su amigo, pero lo suyo es la guita que esto le reditúa para comprar droga. Después están los chicos que venden, que no van a la escuela, que viven entre la pobreza y el peligro, entre la droga, los tiros y la comida basura.

Y así todo. No hay un equipo sólido. Mejor dicho, hay un equipo posible. Hay gente que labura y hay deseos personales y prioridades distintas. Pero lo más interesante que muestra la serie es que el objetivo se cumple a medias. Apenas si se llega a la mitad de lo que se proponen.

Por otra parte, algo también interesante es que no hay un plan maestro hecho en un laboratorio. Lo que hay es gente que hace lo que puede o no. Sí hay un plan a comienzo pero no se parece en nada al plan del final. Hay gente que va variando su accionar de acuerdo a lo que pasa. Hay gente que trabaja en malas condiciones y que tiene prioridades que se van transformando según los hechos lo van dejando. Todo se hace en medio de un sinfín de imponderables. Cada uno depende de lo que otros hagan y casi nunca esos otros hacen lo que se supone que deben o lo que desean los otros. Todo es precario porque todo debe contemplar la tarea humana de los demás.

Todo esto es ignorado o negado por el Taper de Sophia.

A %d blogueros les gusta esto: