Orgullo, y más que orgullo, alegría

Una  parte de la realidad de lo que soñamos que sea la Argentina dentro de algunos años:

Yo viví en Bariloche desde los siete años hasta que me vine a estudiar a Buenos Aires, y la verdad, pocas veces extrañé los pagos del interior como hoy. Me acuerdo de cuando un par de amigos de la primaria me contaban cómo sus viejos se iban a (creo, no sé si me acuerdo bien) Libia para trabajar en un reactor, y yo sentía una emoción enorme por imaginarme a tipos que vivían ahí, cerca de mi casa, viajando por el mundo, haciendo algo con lo que delirábamos con otros amigos que alguna vez haríamos, o algo parecido, no importa qué, pero se podía.

¡Qué impresionante estos tipos!

Anuncios

Publicado el 10 junio 2011 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: