PJ + Progresismo

Hay un cambio de época. Durante el primer kirchnerismo, se fue gestando esa veta progresista del gobierno planteada a través de la transversalidad. El hecho que sostenía esa filicación era la política de DDHH (no sólo, pero la más importante, sobre todo a nivel simbólico). A partir del 2008 y con la crisis de la 125 y la consecuente ruptura de la transversalidad, crece un proceso de peronización que tiene, aunque suene paradójico, a 678 como principal gestor de esa movida. 678 hizo digerible el pejotismo que el progresismo dispuesto a volverse kirchnerista no se bancaba. Los blogs que estallaron en esa época también hicieron un laburo; más fino y menos masivo. Hubo más y mejores explicaciones de cómo funcionaba la maquinaria, sobre todo bonaerense, del PJ. Hubo muchos y muy buenos debates que, como principal virtud, mostraron una trama bien compleja del accionar político. A la par de eso, pareciera que la aceptación del PJ era sólo una movida de crisis. En el momento más complicado, cuando el gobierno de Cristina flaqueó más en sus fuerzas y lo más visible que había era el aparato peronista, todo el progresismo K intentó comprenderlo y hasta defenderlo. Además, el paraguas de Cristina y Néstor como progres también hacía de esa afinidad del momento algo higiénizado. Sin embargo, como si fuese una cuestión genética, en el momento que surge una figura que les puede mostrar a ese progresismo que puede haber una opción progresista no peronista, la pregunta que surge en ese sector es ¿por qué resignarse? Así, la figura de Sabatella muerde esa cosa identitaria que se aloja en el progresismo (ayudado, claro, por una política no tan atractiva como es la de Scioli) que tiene su punto de gorilismo.

Tanto el EDE como el Peronismo Federal son las alas que le salieron al kirchnerismo por izquierda y por derecha. Y la que sobrevivió y creció fue el ala izquierda. El kirchnerismo no pudo todavía volver a ser el contenedor que fue de espacios más amplios, que coincidieron justamente con momentos críticos: mostrar posibilidades de salida de la crisis en el 2003 y posibilidades de reconstrucción después del 28J. En la bonanza no suele irle muy bien en el armado y se achica y se le van los hijos. Parece que esa tesis se corrobora. Las colectoras son expresión de ese problema (por izquierda, porque no hay colectora por derecha). Es decir que el kirchnerismo hoy por hoy sólo crece hacia el progresismo porque ahí construyó su afinidad. ¿Podrá el FpV en algún momento galvanizarse como partido más sólido, más compacto a la hora de establecer un accionar electoral? ¿Podrá el kirchnerismo transformar esa síntesis de gestión progresismo+PJ en una sola estrategia electoral?

Anuncios

Publicado el 10 febrero 2011 en Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: