Personaje en busca de un autor

Y aparecen también interrogantes, menos precisos, sobre la convicción de la oposición para elaborar una política distinta.

¿Instaló el kirchnerismo el virus de la independencia del poder político? ¿O se trata simplemente de inutilidad de la oposición como para ni siquiera poder ejecutar un menú entregado por el poder económico? Pagni, por si hiciera falta lo repasa dos veces:

Los agentes económicos habían comenzado a prepararse para esa novedad. En empresas y bancos se iba formando un consenso cada vez más convincente de que, por graves que fueran, las malas prestaciones de la política económica comenzarían a ser superadas en diciembre de este año. A partir de ese término, con independencia de quien fuera el reemplazante de Cristina Kirchner, habría que esperar un cambio de orientación. El nuevo presidente se comprometería a devolver a la economía un marco institucional estable dentro del cual combatir la inflación, despejar la incógnita energética, restablecer el equilibrio fiscal, formular una política agropecuaria y disminuir el costo del financiamiento, entre otros objetivos.

(…)

La preservación de la moneda, el estímulo a la inversión, la creación competitiva de riqueza, el regreso a los mercados de crédito, el aliento a la creatividad privada carecen todavía, aún en sus modulaciones socialdemócratas, de una voz y de un programa.

¿Por qué Sanz dice que su proyecto sería más o menos el mismo que hay? ¿Por qué Pagni ni lo nombra a Macri? ¿Se habrá dado cuenta de la inutilidad absoluta del propio monstruo político creado por el mismo establishment? ¿Habrá que pensar que hay un conflicto intra establishment? ¿Hay que pensar que tampoco el establishment (basta mirar un poco el estado mundial de la economía) tiene un plan muy certero? ¿Se habrá dado cuenta el sector político que aspira a algo de poder y de supervivencia que es mejor esta “patología” K -Pagni dixit- (no muy diferente que la de otros países de la región) que cualquier otra cosa ensayada en cualquier otra parte del mundo que no funciona? Tampoco hay certezas ahí, lo dice el propio Pagni, que, a esta altura, es la expresión de la incertidumbre de ese mismo espacio empresarial:

Por improvisación, por falta de convicción, o por temor a enfrentar lo que se presume como un consenso social mayoritario, en el país todavía no ha aparecido un discurso de ruptura con la organización de la economía que propone el kirchnerismo.

Entre las variables de juego para la oposición, Pagni no puede dejar de percibir que existe un consenso en torno a la política gubernamental. Y la oposición pareciera no estar dispuesta a darse la cabeza contra la pared de un ajuste. El artículo es de un nivel de sinceramiento que raya la deseperación. Muestra todas las cartas. Pide por favor que alguien represente los intereses del establishment porque las esperanzas de engendrar un heredero político le dieron apenas un hijo bobo. Macri es una experiencia fallida del poder económico. Van a tener que aguantar otros cuatro años para ver si intentan concebir otra vez o logran adoptar.

Anuncios

Publicado el 9 enero 2011 en Uncategorized y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. danielplotkyn

    ¡Volvió Desparejo! Se lo extrañaba.

    También podría ser que la oposición está desarrollando un discurso “K” por cuestiones electorales. Creo que el anti-kirchnerismo puro no vende, y no sirve para romper el 40-50% que Cristina, hoy por hoy, tendría garantizados. Ahora una cosa es lo que Sanz dice y otra lo que haría. Una vez llegado al poder, tendría un año para ajustar. Si es que llega.

    Cosas que Pagni no puede ver, de todos modos. O por quedarse sólo en lo discursivo, o por incapaz. O por las dos.

    Celebro su vuelta.

  2. Está bien, pero es signo de que el consenso es en torno a lo que se hizo desde 2003 hasta acá. En ese caso, la opción es meramente el honestismo aliancista del 99. En cuanto a lo que haría o dejaría de hacer la oposición si ganara, está claro que saben que el ajuste tiene mala prensa y los radicales no están muy acostumbrados a aguantar mucho tiempo y menos si hay impopularidad en su gobierno. La verdad no creo que se plantee un retroceso sin consecuencias graves en la popularidad de quien lo ejecute. Me sigue llamando la atención que Pagni no meta a Macri en la discusión. ¿Lo preserva o no lo tiene en cuenta?

  3. Ah, y gracias por la extrañación (?). Sabía que en algún lugar defraudaba una espera, como diría Zitarrosa. Abrazo

  4. Yo creo que no lo tienen en cuenta, y están creando a Sanz. Macri está gastado por la gestión y ya no mide.

  5. cuorecontento

    Coincido en esto de que la derecha no tiene problema de mimetizarse con quien sea con tal de volver a recuperar el poder y el resto de la historia ya lo conocemos. Recuerdan el perfil de la Carrio anticorrupción?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: