El quevachache noventista y el hoy.

Fue en los 90 donde se perfecciono “el show político”. En tiempos donde todo debe ser efectista para ganarse la atención del publico-consumidor final, la política se volvió casi exclusivamente un talk show donde es tan importante un gesto y una vestimenta como una ley o una acción de gobierno. Nadie veía la posibilidad de transformar la realidad, solo de vestir mejor a funcionarios de mayor información intelectual. Fuimos presas de ese modo de análisis para-político cuando hablábamos hasta el cansancio de los trajes color patito, la pésima pronunciación del ingles o los numerosos libros de Sócrates. En esos tiempos en donde los ideales y el ansia de cambio debía reducirse a una conducta personal y domestica, donde los héroes debían diferenciarse del conjunto siempre, donde las mayorías eran las culpables siempre, donde la educación que ostentábamos nos salvaba de ser los mal educados peronistas corruptos siempre.  Eran tiempos de un progresismo eurosentrista, que veía en el viejo continente la síntesis del progreso intelectual, moral y costumbrista. El gran problema era una falta de educación de los otros, de los manejables, mientras destacabamos nuestra independencia a partir de excluirnos de la realidad circundante. Esto funcionaba si la olla se mantenía parada y la desgracia era ajena. Detrás de esto se escondía un buen pasar que no urgía en cambios. Una historia materialista de la clase media. Brillaban entonces Jorge Lanata, el frepaso, el Che Guevara escindido de la actualidad cubana. No estaba Peron, no había lugar para la contradicción en la pasividad ideológica de sentirse ajeno la realidad. En el todo o nada de la ideología noventista, el todo era imposible y la nada un sillón confortable.

“Piquete y cacerola, la lucha es una sola”. Triste que las crisis sean las únicas capaces de sacar a la gente de sus individualidades acerrimas, triste que la bonanza los vuelva a meter en el mismo transe. La reivindicación de Peron que acarreo la sorpresa Kirchnerista es la reivindicación de la política como transformadora de la realidad, y la posibilidad de identificarse en un momento historico lleno de contradicciones en donde el país se reinvento y la clase mas postergada jugó un papel protagonico. Y lo interesante es ver en ese peronismo renovado a una mayoría que no vio a Peron sino a traves de Nestor Kirchner, de Cristina Fernandez, de sus gobierno actual, reformista, cambios palpables y consecutivos, una transformación duradera de la realidad social y, aunque mas tímida por mas difícil, de la estructura económica del país.

La situación política cambió tan abismalmente que los que no acusaron recibo de ese cambio polulan mostrando lo peor de sí, como en aquella metáfora de Patricio Rey donde un simio trepa las alturas mostrando cada vez mas sus partes impúdicas.

Los momentos políticos necesitan de estrategias contemporáneas, la historia puede enseñarnos muchas cosas pero no más de lo que el análisis del presente puede ahorrarnos en pifies. Después de todo la historia es tan mutable como el día a día de su lectura. El que quiera ver en esta realidad actual, tanto de la argentina como de gran parte de latinoamericana, una situación peor a la de décadas pasadas debe hacer uso de una ideología que excluye y desprecia a la clase mas bajas, donde la presencia del estado para defender los intereses de los mas débiles no es lo deseable. Básicamente se trata del rol del estado. Y de la utilidad de consensuar con otros las posiciones políticas. Algunos llaman a esto “nazismo”, otros “movimiento popular”, otros simplemente “el movimiento”. Nunca mas acertadas las reflexiones del señor con flequillo: “El movimiento se demuestra andando”.

En las ultimas semanas la represión, la policial y la patotera, se ha cobrado varias victimas. Justamente una de las banderas del kirchnerismo ha sido vulnerada. Es menester que la política se encargue del asunto, que el gobierno haga valer sus posiciones, que los hechos se aclaren y que se tomen los recaudos necesarios para salvaguardar la vida de la gente, ante todo de eso se trata todo. Más vida. Pero de esto ya habló muy bien Desparejo en el post que sigue:

Anuncios

Publicado el 8 diciembre 2010 en Opinión. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: