Errar es humano

“Lanzado repentinamente en la vida pública, en medio de una sociedad que me ha visto surgir en un día, sin saber de dónde vengo, quién soy y cuáles son mi carácter y mis antecedentes (…) complaciendo a veces, chocando otras, y no pocas reuniéndolos a todos en un sólo coro de aprobación o vituperios; predicando el bien constantemente y obrando el mal alguna vez (…) impulsando a la juventud, empujando bruscamente a la sociedad, irritando susceptibilidades nacionales; cayendo como un tigre en una polémica, y a cada momento conmoviendo a la sociedad entera, y siempre usando un lenguaje franco hasta ser descortés y sin miramiento; diciendo verdades amargas sin otro título que el creerlas útiles; empleado por el gobierno, rentado y colocado al frente de una creación nueva que exige aptitudes conocidad y con menoscabo de las esperanzas de muchos (…) el público a debido preguntarse mil veces: ¿Quién es éste hombre que así hace ocuparse de él a tantos, que comete tantos desaciertos, sin dejar alguna vez que otra de merecer simpatías? ¿Cuáles son sus títulos literarios y las aulas que ha cursado para tomar un lenguaje tan afirmativo? ¿Porqué se le presta este apoyo que parece hijo de un espíritu de favoritismo, obras del capricho de un ministro? ¿Quién es, en fin? ¿Quién lo introdujo? ¿Quién lo conoce?”

Domingo Faustino Sarmiento; “Recuerdos de provincia”

Decimos a menudo que el gobierno comete errores. Decimos que tomó al campo como uno sólo y que ese fue el problema cuando la 125; decimos que cometió errores al soltarle la mano a algunos personajes como  Solá o Alberto Fernández; que en Córdoba tendrían que haberse jugado por Juez y no por Schiaretti; que tendrían que haber echado a Moreno hace ya mucho tiempo; que tendrían que ejercer más control sobre algunos funcionarios, o que fue un error encerrarse en la estructura del PJ y abandonar la idea de una concertación plural.

El gobierno dijo que la llamada segmentación, para aplicar las retenciones móviles al campo, era una idea que sonaba muy bonita pero que era inaplicable dado el elevado nivel de informalidad que existía y que aún existe en esa actividad; dice que la personalidad de Moreno es necesaria para realizar el control de precios, que los empresarios estaban muy acostumbrados a tener las riendas del mercado y el establishment patalea cuando alguien les dice que no; que la concertación fue un intento de plasmar un ideal político, pero la política está hecha por personas y muchas de ellas tienen una visón oportunista y puramente electoralista.

Escuché a Néstor en un reportaje en el que decía que en la gestión uno muchas veces no tiene una buena decisión para tomar, que debe tomar la menos mala. Hoy puedo ver que algo así ocurrió a la hora de decidir entre Schiaretti y Juez, que algo así ocurre cuando deciden mantener a Moreno en el cargo o cuando decidieron extender por diez años la licencia al grupo Clarín. En cuanto al control sobre los funcionarios, podemos volver a la idea de la política conformada por personas. ¿Podía Kirchner saber que Felisa Michelli tenía plata escondida en el baño, o que Pérsico le prestaba la camioneta oficial al hijo, o que este hijo la usaba para transportar marihuana? ¿Cuántas personas están implicadas en la gestión de un gobierno de punta a punta de un país? ¿puede una persona responder por todos? ¿No parece inevitable que existan actos de corrupción? (no hablo de corrupción estructural). Lo que si podemos decir es que éste gobierno cada vez que identificó un acto espurio, separó inmediatamente a los funcionarios implicados.

Cuando señalamos errores, estamos asumiendo a la vez, que nosotros somos o hubiéramos sido capaces de “hacerlo mejor” (como dice Riquelme). Pensar así es no reconocer la complejidad de gestionar.

Un error que señalamos mucho, y que el mismo gobierno asume, es que comunica mal. He visto, sin embargo, a buenos remadores oficialistas en los poquísimos programas políticos que hay en los medios, enfrentarse a los periodistas opositores, remar en merengue durante media hora, y cuando llega el momento de comunicar algo de la gestión, se acabó el tiempo y “disculpe pero tenemos que ir a un corte, cuando volvemos estará con nosotros Denarváez y nos dirá porqué todo lo que dijo recién Rossi es una vil mentira”. Es cierto que se puede comunicar mejor, pero me parece que se está haciendo un gran esfuerzo al respecto.

Tal vez, el error sea identificar el problema en los errores del gobierno. El problema es el  que está en frente, esperando que se produzca el desacierto que es en realidad una oportunidad. Es verdad que hubo patinadas con la 125, pero también es cierto que los empresarios del campo y la oposición a su servicio, estaban esperando cualquier oportunidad para actuar como actuaron. Y ésta mecánica se ve claramente hoy, con Redrado. ¿Cuál es el error del Gobierno en este caso? ¿Impulsar una medida económica ortodoxa? ¿Redrado es tan progresista que no admite tal medida? ¿Es tan progresista la oposición? ¿O es que son tan liberales que quieren que el Gobierno le pida la guita al FMI para pagar la deuda? ¿O piensan que no hay que pagar la deuda?

He aquí el meollo de la cuestión. No importaba la medida que se tomara, se trataba de una oportunidad de menoscabar las posibilidades del kirchnerismo de cara al 2011.

Anuncios

Publicado el 8 enero 2010 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. cuorecontento

    Hoy escuche una intervención muy interesante de Dante Gullo en el programa 678, le respondía a la rubia que decía que a ella le parecía que la cosa se trataba de medir quien la tiene más larga. Gullo dijo que él no estaba de acuerdo, que de lo que se trata es de impedir que se siga desarrollando un proyecto distinto al neoliberalismo.
    Efectivamente una vez más a Redrado no le interesa incurrir en contradicciones, borrar con el codo lo que escribió con la mano. El es fiel a los intereses del grupo dominante y esperaba agazapado la oportunidad de dar el zarpazo.

  2. Carla Chernowsky antes era columnista de temas sexuales así que no extraña que haga esa analogía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: