¿Para qué nos sirve…?

No es que piense que The Wire explica el mundo, pero pasa que es la serie más “políticamente correcta” que se ha hecho. Digo porque muestra de una manera minuciosa, decimonónica, el funcionamiento de una sociedad. Por eso es correctamente política en ese objetivo. La cosa es que pensando este asunto de Redrado y leyendo sobre el tema en los blogs y en los diarios, pensé en una escena de la cuarta temporada.

Bunny Colvin, ex jefe de policía de Baltimore, fue desafectado de la fuerza porque había hecho un experimiento social para bajar los niveles de criminalidad. Creó una zona liberada para venta y consumo de drogas y así la gente ya no se mataba en las esquinas. La criminalidad bajó mucho.

Pero Bunny fue despedido por esto porque era ilegal y agarró un laburito ayudando a un académico de la Universidad de Maryland. El proyecto era sacar a los pibes más conflictivos de la clase y armar un grupo aparte para poder trabajar mejor y que los pibes no jodan a la clase entera. La cosa es difícil porque estos pibes son un desastre, aprendices de gangsters. Tratan, y lo van logrando, de ver qué cosas les interesan a los muchachos para poder usar eso para enseñar algo y además “socializarlos”. Pero hay un imperativo del sistema: hay que prepararlos para el examen estatal, lengua y matemáticas y nada de socialización. La cosa es que a los pibes no les interesa nada esto y así, todo se va medio al carajo con la correspondiente falta de presupuesto para seguir manteniendo el programa y entonces, los pibes vuelven a la clase normal y muy rápidamente dejan la escuela, abandonan todo.

Bunny se enoja porque esto es una mierda, no resuelve nada, los pibes dejan la escuela. En términos realistas, esa escuela no cumple con la resolución de los problemas de los alumnos porque hay un esquema institucional absurdamente rígido de cumplimiento de porcentajes y estadísticas. Su compañero, el profesor de la universidad, le dice que al menos van a poder hacer una buena publicación con ese trabajo. Bunny se ríe y le contesta: “pero ¿a quién carajo le va a interesar leer esto”. El profe le dice: “a académicos y catedráticos”. Bunny, esta vez con risa amarga le responde: “aha, van a estudiar el estudio”.

Esa frase es mortal. Es la institución muerta. La institución yendo detrás del problema, inútil. Es la carreta delante del caballo. Este no es un alegato anti-institucional ni un canto a la ilegalidad, sino más bien un intento por pensar un poco en la función de las instituciones.

¿Por qué de pronto todos tenemos un ideal radical? ¿Por qué reemplazamos la “justicia social” por la “defensa de las instituciones”? ¿Por qué del lado del gobierno se piensa en las reservas como “herramienta política” y del lado opositor como una especie de “bastión de la moral republicana”? A esta altura cualquier cosa se va a convertir en símbolo de la república perdida y cualquier Redrado va a llamar a los gritos para que la defiendan a los Morales, a los Solá o al 2en1 Morales Solá. Los radicales ya ni se acuerdan para qué defienden las instituciones. Tienen la capocha seteada con con el mantra de “defensa de las instituciones”, pero sólo se fijan en la formalidad no en su función. La institución no es un fin en sí mismo.

Una vez me cuenta botellero una anécdota de Gustavo Naveira, profe de tango. El tipo estaba explicando un paso y un alumno dice algo así como “claro, porque el paso tiene…” y da una explicación de 5 minutos llena de tecnicismos y no sé qué incomprensibles pero que daban la impresión de ser profundas observaciones sobre algo que ya estaba claro. El profe mira a todos y pregunta: “¿Para qué analizamos un paso?” Silencio de radio y grito de Naveira: “¡Para que nos sirva!”.

Anuncios

Publicado el 8 enero 2010 en Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. cuorecontento

    Esto me refrescó la memoria, me había olvidado que delagrua había bajado los salatios y las jubilaciones. Hay que cambiarle la mirada y pensar que si la “oposición” no existiera habría que inventarla porque genera una lucha ideológica que despabila a más de uno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: