The Wire y las reuniones de Taper de Sophia

La pobreza de la web del Grupo Sophia de Rodríguez Larreta nos da esta frase y poco más para explicar su función:

“La Misión del Grupo Sophia es armar equipos de gente dispuesta y capacitada para asumir responsabilidades públicas”

Bien, como lo más probable es que a este ritmo al finalizar el mandato Macri termine entregando una ciudad peor de la que encontró, sería interesante ver qué es lo que pasó, por qué no funcionó el modelo de “gestión empresarial”.

La conexión con The Wire no es la obvia. Es decir, no voy a mencionar el tema de las escuchas. Lo que es interesante de la serie es que muestra la administración pública funcionando es toda su pobreza. Todos los problemas habidos y por haber aparecen en medio de las investigaciones policiales. La sociedad decadente de Baltimore se muestra a través de la lucha contra el narcotráfico. Pero lo más importante es que se muestra la dinámica del accionar público. Como hay una gran cantidad de personas que se mueven en torno a los problemas por resolver, entonces, lo que hay es gente que se acomoda, que se encuentra siempre con circunstancias nuevas a medida que las cosas suceden.

McNulty es policía de raza. No soporta hacer algo mal o laburar al pedo. Cuando está en algo lo que quiere es resolverlo de la mejor manera. Pero sabe que existen dificultades, se pelea con ellas, pero todo el tiempo las tiene en cuenta. Sabe que son variables que juegan en el mismo campo en que se da su partido. Cedric Daniels es el teniente a cargo de toda la operación. Fue corrupto. En principio, sólo quiere terminar con la tarea que le dieron. Redadas, unas cuantas incautaciones de droga, atrapar a un par de cabezas de la banda de narcos y poco más. Después, las influencias de McNulty hacen lo suyo y Daniels se empieza a convencer de que lo importante es hacer un buen laburo. Rawls, su superior, sólo quiere lo que le pidió a Daniels porque es lo que le pidió a su vez su superior, Burell, quien sólo quiere lo que le pidió a Rawls porque es lo que le pidieron a él. Ódenes de arriba. Cadena de mando y de eso dependen los ascensos, los presupuestos, las influencias.

Dentro de la unidad que dirige Daniels, el detective Lester sólo quiere que lo dejen hacer muebles miniatura y después, cuando la cosa anda, se prende en el trabajo. Los matones oficiales de calle, Herc y Carver, sólo quieren quedarse con algo de guita de alguna redada y probar que pueden cagar a palos a algún que otro vendedor de merca. Después, se van acomodando a hacer algo más o menos útil.

En la calle, Omar, una especie de vengador anónimo que mata y les afana droga y guita a los narcos intenta vengar la muerte de su novio. Hace un arreglo con los canas para testificar y dar información para arruinar a la banda de Avon Barksdale. La cana empieza a usar la información de Omar, pero Omar sólo quiere venganza y a medida que la investigación avanza aparecen más muertos que entorpecen todo porque Omar tiene su propia batalla. Bubbles, un adicto a la heroína, colabora con la cana porque también lo arruinaron a su amigo, pero lo suyo es la guita que esto le reditúa para comprar droga. Después están los chicos que venden, que no van a la escuela, que viven entre la pobreza y el peligro, entre la droga, los tiros y la comida basura.

Y así todo. No hay un equipo sólido. Mejor dicho, hay un equipo posible. Hay gente que labura y hay deseos personales y prioridades distintas. Pero lo más interesante que muestra la serie es que el objetivo se cumple a medias. Apenas si se llega a la mitad de lo que se proponen.

Por otra parte, algo también interesante es que no hay un plan maestro hecho en un laboratorio. Lo que hay es gente que hace lo que puede o no. Sí hay un plan a comienzo pero no se parece en nada al plan del final. Hay gente que va variando su accionar de acuerdo a lo que pasa. Hay gente que trabaja en malas condiciones y que tiene prioridades que se van transformando según los hechos lo van dejando. Todo se hace en medio de un sinfín de imponderables. Cada uno depende de lo que otros hagan y casi nunca esos otros hacen lo que se supone que deben o lo que desean los otros. Todo es precario porque todo debe contemplar la tarea humana de los demás.

Todo esto es ignorado o negado por el Taper de Sophia.

Anuncios

Publicado el 16 diciembre 2009 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Muy bueno, y muy impresionante la parte de la página del grupo Sophia en donde figuaran las empresas que apoyan, Ledesma, Monsanto, Mcdonals…
    http://www.gruposophia.org.ar/apoyo.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: