Pagni y la antipolítica: por una política kioskera.

kiosko

En un artículo de Pagni en La Nación aparecen un par de cosas que habría que ponerse a discutir. La reforma política que quiere promover el Gobierno Nacional tiene una serie de virtudes que Pagni considera extorsiones:

1. Privilegia las estructuras partidarias en contra de los que no tienen estructuras, pero sí tienen popularidad.

Acá la cuestión que mueve a Pagni es obvia: cuanta menos política mejor. Pero además, le resta importancia a los modos de hacer política bajo la forma estructural de organización para pasar a preferir el programa de Tinelli como base partidaria. Es decir, si no es el partido, entonces, es la tele, el personalismo, la billetera. No veo que eso mejore ninguna calidad democrática ni institucional.

2. “Permite votar en las elecciones nacionales a los extranjeros con dos años de residencia en el país. Es decir, seduce a muy extensas comunidades de inmigrantes necesitados de asistencia social.”

Acá no se sabe si es simple xenofobia o que, además de odiar a los partidos, odia a las sociedades. Si hay algo interesante y que banco mucho en las elecciones argentinas es que el voto es obligatorio. Me parece que nadie que viva en una sociedad se puede hacer el sonzo con respecto a la votación. ¿Por qué? Porque cuando vivís en sociedad, hay miles de cosas que uno aporta, pero hay otras tantas que aportan los demás para conformar algo de solidaridad que permita la convivencia. Si yo no voto y digo que el Estado no me importa, entonces, debería irme al medio de la Luna y ocuparme de todo: de resolver el tema de mi basura, de resolver el tema de mi educación y la de mis descendientes, resolver mi alimentación, mi transporte, mi recreación, hacer mis propias obras de arte, mis propios libros, mis propias calles, etc. Votar es una cuestión de hacer algo por la convivencia de por sí difícil en comunidad. No veo, entonces, por qué está mal que un inmigrante pueda votar y pueda acceder a los derechos que le da la ciudadanía.

3. “Una atracción principal de la propuesta es que liberaría a los partidos de los gastos de las campañas televisivas y radiales.”

No veo nada más democrático que esto, que el Estado garantice igualdad para hacer proselitismo. Y no que porque uno sea millonario o consiga millones tenga mejor prensa. Blanquea mucho más el juego democrático.

Está claro que lo que le molesta a Pagni es que haya política, que haya partidos, que haya militancia, que haya interés y participación en la cosa pública.

Mientras todos los diarios nacionales elogiaban en estos días al Uruguay como ejemplo de civismo y no sé cuánta cosa republicana más porque ahí sí había proyecto de país consensuado sin diferencias, Mujica le pedía a los gritos a sus compañeros un mes más de militancia (ver el video que está en el sitio del diario Observa) para ganar el ballotage. La contracara de eso es el deseo de Pagni de que los partidos sean un kioskito.

Anuncios

Publicado el 26 octubre 2009 en Uncategorized y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 5 comentarios.

  1. Sobre Uruguay: Que retroceso sería si Mujica no gana el Ballotage, Para Uruguay y la región. Sería el primer gran retroceso desde que accedieron al poder los gobiernos progresistas de Sudamérica. Pero paralelamente, los uruguayos tenían que expresarse en dos cuestiones importantísimas; la anulación de la Ley de Caducidad, y si se permitía el voto de los ciudadanos en el exterior. En ambos casos el resultado expresó que persiste la tendencia conservadora de la población. Me parece que hay cosas que no se preguntan ¿Hasta qué punto se pueden plebiscitar las políticas de derechos humanos? ¿Qué pasaría en estos tiempos si, por caso, se plebiscitaran las políticas de seguridad? No estoy seguro del resultado pero sería muy arriesgado. En Uruguay lo que pasa con la Ley de caducidad es que cuando un Juez recibe una denuncia en materia de derechos humanos, la debe remitir al Poder Ejecutivo y esperar su aval. Eso va en contra de la independencia de poderes y sin embargo se plebiscita.

  2. Como digo en el post, la reforma politica obliga a discutirla en medio del aluvión antipolítico. Pagni parece que no cree demasiado en lo que dice tampoco.

    Saludos

  3. Gracias, Ingeniero, por pasar. Estoy de acuerdo tal vez en lo referente a la movida con el radicalismo, pero en cuanto al contenido de la reforma, no creo que concuerde en nada Pagni. En todo caso, cree en lo que dice todo lo que puede creer alguien que está todo el día inventando fantasmas. Saludos

  4. Hola Desparejo:
    te aviso que te copié la nota, por los razonamientos que hacés… Me parece que tenés razón… Y ese Pagni no parece ciudadano argentino. Siempre en contra de todo lo que signifique construir en bien de este bendito País. La prensa libre, defensora de las libertades exalta hoy la decisión de no concurrir mañana a la Casa de Gobierno a la presentación del proyecto de reforma política que impulsa el Poder Ejecutivo. Así no se hace política. Al menos podrían criticar el proyecto, si no están de acuerdo… Pero callan… ¿estarán buscando fundamentos para oponerse? Bueno, para eso está Pagni…
    Saludos

  5. Hola Monona. Bueno, muchas gracias por los comentarios elogiosos. Esperemos que la reforma salga junto con el ingreso a la niñez. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: