El espacio de la contradicción

P1090732

Esto surge de un debate muy interesante acá pero que empieza acá.

¿Qué cosas están dentro de la política y cuáles no? Hay una cierta apelación a instancias que si bien suelen estar atravesadas por la acción política, se las vacía y se las presenta como formas de contralor y que están ahí para fiscalizar. ¿A quien le toca fiscalizar? ¿Es una tarea que uno puede elegir? ¿Si yo me declaro criticador de la política, me transformé en eso? ¿Es consecuente con lo que pienso y por lo tanto tiene validez social? ¿Cómo se hace ese reparto de funciones, esa división social de la consciencia social y la acción política? Uno de los debates de época ha sido ¿qué es la política? Y mejor aun ¿qué cosas se pueden hacer en política? No es extraño que si existe una mayoría apolítica o a la que la política le interesa poco y nada y la consideran mala, sucia y fea, la vean no sólo como un espacio ajeno, sino también como juzgado a partir de categorías un poco externas o que son exhibidas como externas. Moral, ética, diálogo, Constitución, y otras, se las muestra como el espacio donde  la política debería desarrollarse, pero como lo otro de la política existente. ¿Es verdad que la política actual está vaciada de moral, de ética, de diálogo, de respeto a la Constitución? ¿Es verdad que la política debería ser sólo eso? Y ¿qué moral, qué ética, qué tipo de diálogo, cuál interpretación de la Constitución debería ser? ¿No son todos estos ingredientes el resultado de una lucha por convencer al otro de una de esas lecturas? Y ¿ cuál es el procedimiento correcto para hacer valer los valores, la ética, la lectura constitucional? Si se manda al Congreso una Ley de Medios, ¿no es a partir de una posición ética qué se hace eso? No se está mandando una ley para bajar sueldos, sino una ley antimonopólica. Y cuando se negocia con alguien para obtener un voto para aprobar la ley, ¿qué es menos ético, negociar con el tipo non sancto o no tener una ley de medios democrática? ¿Nos deja más tranquilos si el tipo vota en contra? ¿Lo perdemos todo por la ética personal o tratamos de en el “enchastro” sacar lo mejor que se pueda? ¿Cuánta soledad estamos dispuestos a abrazar al precio de no soportar ninguna contradicción?

Anuncios

Publicado el 8 octubre 2009 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: